Archivo de la categoría: Diferenciación e innovación

Si todo el alumbrado led es igual, la elección solo depende del precio.

Cuando alguien piensa en realizar una adecuación de alumbrado a tecnología led y nos pide que le pasemos una oferta, nos encontramos con que tenemos que realizar muchísima labor de pedagogía para explicar que no todas las luminarias led son iguales y que para realizar una buena elección debemos saber en primer lugar qué necesitamos en relación al tipo de iluminación, nivel lumínico y uniformidad, y en segundo lugar qué buscamos en cuanto a eficiencia energética, durabilidad, horas de funcionamiento, fiabilidad, temperatura de color, descripción cromática, energía reactiva generada…

El primer error lo detectamos cuando nos piden ofertar una luminaria dándonos la potencia que debería tener la misma, cuando la potencia todos sabemos que es el consumo energético de la luminiaria y el consumo cuanto menor sea mejor, por lo que si fabricas un producto de calidad que, con la misma potencia que consume la luminaria de otro fabricante, eres capaz de proporcionar un 30% más de nivel lumínico con solamente un 10% mas de precio, tu oferta será rechazada por cara cuando realmente es un 20% más barata que la de tu competidor.

Otra cuestión que nos encontramos en la solicitud de ofertas es la poca gente que pregunta el factor de potencia de la luminaria, podríamos fabricar luminarias un 20% más económicas con factores de potencia inferiores a 0,9, pero no podemos permitirnos que nuestras luminarias proporcionen energía reactiva que encarezcan la factura de la luz y contaminen la instalación eléctrica de nuestros clientes.

Nos llama la atención que sabiendo la distribución de las luminarias a adecuar, no nos pidan el nivel lumínico resultante en la zona de trabajo, dado que como fabricantes disponemos de todas las curvas fotométricas de los productos que fabricamos con lo que podemos saber introduciendo la geometría de la nave y la altura y distribución de las luminarias el nivel lumínico real resultante en la zona de trabajo, y con un luxómetro comprobar si será menor o mayor al que disponen en la actualidad en el local.  Una herramienta que facilitamos a nuestros clientes sin coste alguno y que es de gran utilidad para no equivocarse en la decisión a tomar.

Lo más increíble que nos ha ocurrido ha sido una ingeniería a la que le hicimos el cálculo lumínico y a los meses nos llamó quejándose porque el nivel lumínico resultante en la realidad era inferior al del proyecto…. Las luminarias que habían instalado no eran las nuestras!!!!

También nos ha ocurrido el caso contrario, una empresa que nos ha solicitado asesoramiento lumínico para decidir las luminarias a instalar, y tras instalarlas llamarnos para decirnos que el resultado real era superior al del estudio… siempre introducimos parámetros de seguridad para que el cliente tenga como mínimo el valor del estudio.

Muy poca gente pregunta por el CRI de nuestros equipos, el CRI es el índice de descripción cromática de la luminaria, importante para no falsear la percepción sobre los colores reales de las cosas.  Todos nuestros productos son CRI>80, lo que proporciona una muy buena reproducción cromática, podríamos fabricar con CRI superiores, como hemos hecho para instalaciones que van a ser retransmitidas por televisión en 4K, lo que supone CRI en ocasiones mayores a 95. Al aumentar el CRI del led instalado en las luminarias, para la misma potencia el nivel lumínico proporcionado disminuye, por lo que para obtener un nivel lumínico determinado deberíamos utilizar un led de mayor potencia y mas caro.   Si no se pregunta el CRI, en las instalaciones industriales normales, podríamos reducir el coste de nuestras luminarias reduciendo el CRI que ofrecemos, para la misma potencia, pero entendemos que no sería ético.

Y finalmente, lo que ya desmonta cualquier argumentación es cuando indicamos a nuestros clientes que nuestra luminaria no dispone de fuente de alimentación tradicional, con lo que no dispone de ningún elemento perecedero, que limita la vida útil del conjunto de la luminaria, dado que un diodo led de vida útili 50.000 horas, acorta esta vida útil a las 10.000 horas, si esta es la vida útil de la fuente de alimentación.  Muchos “técnicos” y “responsables” de compras prefieren cerrar los ojos a esta problemática y escudarse en la garantía ofrecida por el distribuidor o instalador de las luminarias, con el gran problema que se plantea a los meses o años de funcionamiento el intentar hacer cumplir esa garantía, y en el caso de que se cumpla, el trastorno que supone el no funcionamiento de la luminaria o su funcionamiento anómalo hasta que se soluciona el problema.

                                                                                    Fdo. César Estañol Amiguet                                                                                        Director comercial de Gealed                              gealed@ledsindriver.es

La mejor iluminación deportiva al menor coste

El deporte es salud.  Cada día mas y mas gente practican deporte, bien sea al aire libre, bien sea en instalaciones cerradas.

En las instalaciones al aire libre, y debido a la jornada laboral, la práctica mayoritaria del deporte se realiza a partir de las 18 horas, de forma que entre los meses de octubre y marzo, ambos inclusives, se precisa del uso de la iluminación para poder practicar cualquier deporte, mientras que en los otros meses solamente haría falta alumbrado artificial a partir de las 20 horas aproximadamente, dado que depende del mes se precisará un poco antes o después esta aportación del alumbrado artificial.

En las instalaciones cerradas por regla general se utiliza el alumbrado artificial de forma permanente, dado que aunque exista iluminación natural, bien por ventanas bien por la colocación de piezas transparentes en cubierta, el nivel lumínico no suele ser suficiente para la práctica deportiva.

Las luminarias utilizadas tradicionalmente para este tipo de instalaciones deportivas, suele ser el proyector mayoritariamente en las instalaciones exteriores, existiendo más variedad en las interiores, donde se suele utilizar pantallas estancas fluorescentes, campanas industriales o los mismos proyectores.

Campanas led sin driver para instalaciones interiores

Los proyectores más utilizados son los de halogenuros metálicos de 400 W, cuyo consumo de energía teniendo en cuenta el equipo que disponen para su funcionamiento y la circunstancia que las bombillas aumentan su consumo según van perdiendo luminosidad con el paso del tiempo,  podría establecerse aproximadamente en 500 W.

Proyector led sin driver para instalación exterior

No obstante, también se utilizan de manera habitual proyectores de mayor potencia, llegando incluso a los 2000 W tanto en vapor de sodio como en halogenuros metálicos.

proyectores led sin driver de potencia

En interiores, además de los proyectores ya indicados se utilizan las pantallas estancas, 2×36 W y 2×58 W, para alumbrado general en instalaciones no muy altas o de bajo requerimiento lumínico, y las campanas industriales, que colgadas al techo aportan una buena iluminación en pabellones deportivos, siendo las más habituales de halogenuros metálicos de 400 W, aunque también las podemos encontrar de mayor potencia.

Pantalla estanca led

El cambio a luminarias led en este tipo de instalaciones es una realidad y una obligación, no podemos estar malgastando energía por no hacer los números y adecuar la instalación a tecología led.

El cálculo del ahorro y la amortización es muy sencillo, aunque hay que tener algunos factores en cuenta:

  1. Ahorro en Término de energía.  Utilizando como ejemplo una luminaria de 400 W puede consumir aproximadamente 500 W, sumándole el consumo del equipo y el consumo de más de la lámpara al no ser nueva.   El nivel lumínico que proporciona una luminaria de este estilo de cierta calidad, se puede sustituir por luminaria led sin driver de 150 W, capaz de proporcionar 18000 lúmenes reales, con un ahorro energético de 350 Wh, lo que al precio de la energía actual, supone que, dependiendo del uso que se realice de la instalación, el periodo de retorno de la adecuación de alumbrado se encuentra entre 1 y 2 años.

    instalación deportiva privada
  2. Ahorro en Término de potencia. Dada que la reducción de la potencia instalada en alumbrado es de un 70%, siempre y cuando utilicemos luminarias de calidad led sin driver, esto supone un ahorro anual en la factura de la luz superior a 17 €, lo que reduce aún mas el periodo de amortización calculado en el punto anterior.
  3. El ahorro en la reposición de lámparas.  La vida útil de una lámpara de descarga oscila entre 5000 y 20000 horas, dependiendo del tipo de gas utilizado, tecnología y  fabricante, por lo que si establecemos una media conservadora de 15000 horas, tenemos que, utilizando una luminaria led sin driver, que nos garantiza que la vida útil de la luminaria es la misma que la del diodo, al carecer de fuente de alimentación, tenemos que por cada luminaria instalada, nos ahorramos 3 cambios de lámpara, cuyo coste medio lo establecemos en 25 €, sin contar el coste del cambio de la lámpara, que suele ser más elevado que la propia lámpara, lo que supone un ahorro 75 € como mínimo, lo que reducirá más el periodo de retorno de la inversión.
  4. Ahorro por la fiabilidad y seguridad de no tener ningún tipo de problema en la luminaria.  Protegiendo nuestras luminarias led sin driver contra sobrecargas atmosféricas, garantizamos la no existencia de problemas en las luminarias durante toda su vida útil, porque lo caro no son los componentes, lo caro en una instalación deportiva son los medios necesarios para la reparación o sustitución de luminarias, además del problema de utilización de las instalaciones mientras no se solucione la incidencia.

    Instalación de focos en pistas deportivas

Con todo lo expuesto y dependiendo de las horas de funcionamiento de la instalación deportiva, en este estudio vamos a suponer 6 horas de funcionamiento diario, el cambio o adecuación del alumbrado a tecnología led, siempre y cuando se trate de led sin driver especialmente diseñado para usos profesionales,  tiene un periodo de retorno máximo de la inversión de 20 meses, lo que supone una inversión muy rentable, que a partir de los primeros 20 meses proporcionará importantes beneficios en la gestión de la instalación deportiva.

Siendo todo esto importante, la nueva instalación led debe proporcionar los valores lumínicos y uniformidad adecuados al deporte que se practique, el CRI (nivel de reproducción cromática) debe ser en todo momento superior a 80, y superior de 90 en el caso de retransmisiones por televisión, el factor de potencia de la nueva instalación superior a 0,9 para no generar energía reactiva, y una robustez y fiabilidad total, para evitar fallos no deseados y sobrecostes por cambio o reparación de luminarias (aunque estén en garantía), y todo ello solamente se puede asegurara con productos led sin fuente de alimentación.

                                                                     Fdo. César Estañol Amiguet                                                                Director comercial GEALED      gealed@ledsindriver.es

Imitando a la naturaleza

Las plantas obtienen la energía necesaria para vivir del sol, a través del proceso de la fotosíntesis.
En este proceso, la planta usa la energía de los fotones que capta para disociar el agua (H2O) en sus componentes, H (hidrógeno) y O (oxígeno) y crear compuestos orgánicos usando el C (carbono) del dióxido de carbono (CO2) del aire. Es decir, la planta necesita para vivir aire (especialmente el CO2), agua y luz. Aparte necesita pequeñas cantidades de otros elementos, que captan a través de las raíces, pera crear otros compuestos esenciales, usando igualmente la energía de los fotones absorbidos.
En este proceso, se libera O2 y se consume CO2. Medir tanto el CO2 que la planta consume, como el O2 que libera, nos permite medir con bastante precisión la fotosíntesis. La fotosíntesis es el motor que mantiene la planta, y mantenerla en sus mejores niveles es lo que nos permite mejorar la productividad de los cultivos.
De los tres factores nombrados, aire (CO2), agua y luz, la fotosíntesis está limitada por el que se acabe antes. Así pues, podemos tener la mejor iluminación del mundo, que si no hay suficiente CO2 disponible, la planta no crecerá.
Los aspectos lumínicos que rigen la fotosíntesis, se refiere a condiciones en que no hay limitación de aire y agua, que es lo que todo buen cultivador debe procurar. Un aspecto esencial a entender de la fotosíntesis es que está directamente relacionada con el número de fotones absorbidos por la planta.

En la naturaleza estos fotones los proporciona el sol, que es realmente quien hace que la naturaleza gire.

Hay que separar en dos ese concepto: Por un lado, hablamos de número de fotones, no de energía, ni mucho menos de lumens:  1 Watt de fotones azules contiene muchos menos fotones que uno de fotones rojos (directamente proporcional a sus longitudes de onda). Cuantificando más concretamente, 1 Watt de fotones de longitud de onda de 650nm (rojo) contiene 650/450 (un 44%) más fotones que un Watt de 450nm.

Cuando pretendemos usar luces artificiales, este concepto es esencial pues es mucho más eficiente (en términos energéticos) producir fotones rojos que azules. No es casual que las plantas usen mejor que ningún otro fotones de 670nm de longitud de onda, que por otro lado son los más abundantes en la superficie terrestre. No obstante, la mayor cantidad de energía se recibe en forma de fotones verdes, que son los que peor usan las plantas.

Como impulsora de la fotosíntesis, la luz es fundamentalmente importante para la producción de los cultivos. El desarrollo y crecimiento de la planta son influenciados significativamente tanto por la cantidad como por la calidad de la luz. En este ámbito se debe hablar de la luz como cantidad de partículas o fotones y en ningún caso como lúmenes o watts. El objetivo de nuestras luminarias de crecimiento es generar exactamente el tipo de luz o longitudes de onda que absorben las plantas en el proceso de fotosíntesis. A este tipo de luz se le conoce como PAR.

En esta línea y tras varios años invirtiendo en I+D+I, hemos desarrollado una serie de luminarias que revolucionarán el cultivo vegetal.

Así pues, trabajando sobre determinadas longitudes de onda se consigue un elevado nivel de PAR, lo que se traduce en un mayor rendimiento.  Además de esto y con el exclusivo sistema de alimentación de estado solido (SSD) se logra una alta eficiencia energética que permite a los nuevos cultivadores aplicar la última tecnología LED.

Con la combinación de los mejores diodos Led con su selección de longitud de onda específica y nuestro sistema de alimentación SSD hemos conseguido una emisión de LUZ PULSANTE con muy alta tasa de eficiencia fotosintética ideal para la horticultura interior, mejorando la calidad en las plantas resultantes. Además, la reducción del consumo de energía en un ambiente controlado tiene un impacto directo en sus costos en calefacción y refrigeración.

En esta línea les presentamos dos series de luminarias que abarcan la práctica totalidad de necesidades del mercado, por un lado la serie araña,

realizada con chasis de aluminio de alta pureza, con el que garantizamos una excelente conductividad térmica y una alta resistencia a la corrosión.  Provisto de una cobertura opal que permite conseguir un efecto anti deslumbramiento y un color uniforme con una transmisión de la luz del 80%.,  se trata de luminaria con sistema de fijación HOOK, para una fácil y rápida instalación o sustitución que la hace ideal para su instalación tanto en armario como en estructuras industriales.

Disponible en varias potencias y dimensiones adjuntamos la ficha técnica de las distintas posibilidades:

También disponemos de un modelo lineal de 150 W, que trabaja en el rango de 465 a 670 nm, de unas dimensiones de 1,2 metros de longitud y 15 cm de ancho, para instalación en zonas diáfanas, cuyas características técnicas son:

Con lo que se dispone de gama para las distintas aplicaciones y logros obtenidos como son el cultivo de 70 Kg de tomate por metro cuadrado, con un aumento del 30 al 40% en la productividad:

 Utilización de alumbrado led en un invernadero de minitomates para conseguir aumentar su productividad:

Para reforzar las horas de luz de los invernaderos y mejorar la potencia lumínica que las plantas reciben del sol, es una buena forma de mejorar las cosechas o de cultivar vegetales lejos de sus lugares de origen creando así un medio ambiente semicontrolado.
Como ejemplo indutrializado de utilización, presentamos el siguiente huerto, con una superficie equivalente a la mitad de un campo de fútbol, y que ya está produciendo 10.000 lechugas al día. «Yo sabía cómo cultivar buenas verduras desde el punto de vista biológico y quería integrar ese conocimiento con el hardware para hacer que las cosas sucedan», explica gráficamente Shimamura . Shimamura dice que este sistema permite que las lechugas crezcan llenas de vitaminas y minerales dos veces y media más rápido que en un huerto al aire libre:

En definitiva un mundo nuevo para el cultivo de plantas, con una mejora en el rendimiento y la productividad a un coste muy reducido gracias al I+D+I que supone nuestro led sin driver, lo que garantiza además la fiabilidad total del sistema.

                                                                                        Fdo.:  César Estañol Amiguet                                                                                           Director comercial GEALED                                                                                     e-mail: gealed@ledsindriver.es                                     Tfno.: 964673867

Diseño y alumbrado led decorativo eficiente

El diseño está reñido muchas veces con la eficiencia. Normalmente, cuando queremos decorar bien sea una local público, un local privado o nuestra propia casa u oficina, buscamos algo original, que se salga de lo normal, pero a su vez que proporcione una iluminación adecuada para la estancia en que lo instalamos.

Elementos decorativos curvos, circulares, formas rectas… depende del lugar en el que vayan instalados y del diseño que le hayamos dado a la estancia.

Los elementos que podemos utilizar para iluminar interiores son muy diversos.  Normalmente cuando se quiere disponer de un diseño en el que la iluminación tenga vida por sí misma son elementos no empotrados, como apliques, lámparas de pie, lámparas de sobremesa, lámparas en suspensión…

La piedra natural es un elemento que además de elegante, tiene la peculiaridad de ser única, esto es, no podemos encontrar dos piedras iguales, por lo que unimos elegancia y originalidad en un mismo elemento. Para poder observar este elemento en su máxima expresión, lo que hacemos es laminar la piedra natural muy finamente, de forma que la luz pase a través de ella, sirviendo a la vez de elemento decorativo y de elemento lumínico.

Utilizamos pizarra natural recubierta por detrás de fibra de vidrio y poliester, de forma que cada pieza es única.

Para iluminar mejor lo que hacemos es prever en cada luminaria una zona lisa, traslúcida,  realizada con metacrilato opal, que  permita aprovechar mejor el elemento lumínico que disponemos en el interior de cada luminaria, a la vez que ofrecemos uniformidad sin deslumbramiento.

El interior de los distintos modelos lo hemos equipado con nuestra PCB de aluminio de alta pureza dotada de los más avanzados chips led y alimentada con el exclusivo y sólido sistema SSD que evita instalar la fuente de alimentación o driver lo que garantiza la máxima fiabilidad del sistema luminico.

Hemos diseñado tres modelos distintos a los que les hemos dado diversas posibilidades tanto de potencia como de tipo de luminaria para que se adapten a cualquier diseño y que permita cualquier tipo de iluminación.

El modelo circular lo hemos denominado Lago Eyre, por su similitud con un lago, es impresionante como lámpara de suspensión, inicialmente se fabricó en 50 W, pero la estamos realizando en distintas potencias y por supuesto en todas las temperaturas de color, para conseguir el ambiente que se desee.

El modelo líneas rectas lo hemos denominado Rio Obi, y es muy espectacular tanto como lámpara de suspensión como aplique para bañar paredes.  Al conectarse directamente a 230 V en alterna, sin fuente de alimentación, podemos regular su intensidad lumínica de 0 a 100% con la mayor facilidad, consiguiendo el efecto que se pretenda.

El modelo con ondas lo hemos denominado Océano Ártico, siendo su potencia inicial 60 W y su utilización inicial como lámpara de suspensión, aunque ya se fabrica en distintos tipos de modelos y potencias para adaptarse a todas las necesidades.

Todas estas luminarias artísticas y únicas, se encuadran dentro de las luminarias utilizadas en la nueva construcción sostenible, no solamente por el poco consumo energético que tienen en relación a la luminosidad que desprenden, sino por realizarse con una lámina de pizarra natural muy fina, de aproximadamente 1 mm, que permite que con una pieza de pizarra se puedan realizar cientos de capas de piedra, por lo que se reducen considerablemente las extracciones, los residuos y transporte a vertedero, así como ahorro energético en el proceso productivo debido al peso ligero y el reducido volumen lo que reduce también la cantidad de embalajes y medios de transporte.

Una luminaria que se integra dentro de la decoración de la estancia cuando está apagada y que encendida ilumina y resalta por encima de toda la estancia, aportando un toque de distinción y elegancia.

La calidad, la robustez y la eficiencia no están reñidos con el diseño, aportando un elemento único al diseño de cualquier espacio.

                                                                                                    César Estañol Amiguet                                                                                    Director comercial de GEALED           gealed@ledsindriver.es

Alumbrado de emergencia en el sector industrial

Tal como queda especificado en el Reglamento de Protección contra incendios para edificios industriales, contarán con una instalación de alumbrado de emergencia de las vías de evacuación los sectores de incendio de los edificios industriales cuando:

a) Estén situados en planta bajo rasante.

b) Estén situados en cualquier planta sobre rasante, cuando la ocupación, P, sea igual o mayor de 10 personas y sean de riesgo intrínseco medio o alto.

c) En cualquier caso, cuando la ocupación, P, sea igual o mayor de 25 personas.

El punto b y c engloban a la mayoría de las industrias existentes, dado que naves industriales con ocupación superior a 10 personas si la industria es de riesgo bajo o superior a 25 si lo es de riesgo medio o alto son la gran mayoría de industrias que nos podemos encontrar.

Así mismo, tal como se indica en el citado reglamento, contarán con una instalación de alumbrado de emergencia:

a) Los locales o espacios donde estén instalados cuadros, centros de control o mandos de las instalaciones técnicas de servicios (citadas en el anexo II.8 de este reglamento) o de los procesos que se desarrollan en el establecimiento industrial.

b) Los locales o espacios donde estén instalados los equipos centrales o los cuadros de control de los sistemas de protección contra incendios.

Locales o espacios que encontramos en la práctica totalidad de industrias.

Pero… ¿Qué condiciones deberá cumplir la instalación de los sistemas de alumbrado de emergencia en la industria?

a) Será fija, estará provista de fuente propia de energía y entrará automáticamente en funcionamiento al producirse un fallo del 70 por ciento de su tensión nominal de servicio.

b) Mantendrá las condiciones de servicio durante una hora, como mínimo, desde el momento en que se produzca el fallo.

c) Proporcionará una iluminancia de 1 lux, como mínimo, en el nivel del suelo en los recorridos de evacuación.

d) La iluminancia será, como mínimo, de 5 lux en los espacios definidos en el apartado anterior.

e) La uniformidad de la iluminación proporcionada en los distintos puntos de cada zona será tal que el cociente entre la iluminancia máxima y la mínima sea menor que 40.

f) Los niveles de iluminación establecidos deben obtenerse considerando nulo el factor de reflexión de paredes y techos y contemplando un factor de mantenimiento que comprenda la reducción del rendimiento luminoso debido al envejecimiento de las lámparas y a la suciedad de las luminarias.

Estos condicionantes que son de obligado cumplimiento, supone la instalación de un circuito independiente, que no tiene mayor problema en una instalación convencional, pero supone un problema importante en las edificaciones industriales debido a las alturas y distancias elevadas que complican y encarecen la instalación, ademas de la utilización de sistemas autónomos de emergencia de potencia que también son de coste elevado.

Ante esta problemática, en Gealed, hemos desarrollado un sistema de emergencia integrado en la misma luminaria, de forma que la campana industrial funciona como una luminaria normal de alumbrado, por lo que tiene la doble funcionalidad, además no requiere instalación adicional, se instala como una luminaria más, pero viene equipada con un sistema autónomo que permite cumplir con el reglamento de protección contra incendios en edificios industriales, de forma que instalaríamos un kit campana industrial-emergencia, en los puntos que se requiere alumbrado de emergencia, regulando la luminaria para que en caso de tener que actuar, bien por un fallo de tensión, bien por una reducción de la misma por debajo de los valores establecidos por el reglamento, la luminaria proporcione el nivel lumínico requerido en el cálculo realizado para que el punto que se tiene que iluminar se ilumine con el nivel establecido en el reglamento indicado.

En una primera fase hemos integrado este tipo de kit autónomo de emergencia en nuestras luminarias industriales led sin driver serie OVNI, entre otras cosas por ser una luminaria industrial de alto rendimiento IP65 120º que tiene la posibilidad de equiparse con el detector de presencia para que funcione solamente en caso de presencia humana, además de poderle acoplar el reflector que regula el haz hasta 90º, lo que la convierte en una luminaria que podemos utilizar de forma eficiente para cualquier tipo de instalación y para cualquier necesidad dentro de la misma instalación.

                                                                                          Fdo. César Estañol Amiguet                                                                                               Director comercial Gealed                                                                                      www.ledsindriver.es

Eficiencia y eficacia en la logística industrial

En los centros logísticos y en general, en los procesos industriales en los que prima la gran cantidad de espacios y productos y la poca presencia de personas o la movilidad de estas a lo largo de las instalaciones, el máximo consumo eléctrico lo constituye el alumbrado de la instalación interior.

El alumbrado led ha desbancado totalmente al resto de alumbrados tradicionales en las instalaciones nuevas e incluso en la adecuación de alumbrado para ahorro energético en instalaciones existentes, debido a los mayores niveles lumínicos alcanzados con el mínimo consumo, lo que permite adecuar las instalaciones a la nueva reglamentación lumínica en puestos de trabajo, a la vez que se obtiene un gran ahorro que permite amortizar la inversión en un periodo de tiempo muy reducido.

eficiencia máxima en centros logísticos industriales

Para el alumbrado de zonas de estanterías y zonas no muy altas, se suelen utilizar luminarias 120º, bien sea modelos tipo OVNI, o modelos tipo lineales, dado que sirven para iluminar pasillos, la zona vertical de las estructuras metálicas y dan una sensación muy buena de uniformidad.

Una de las luminarias más competitivas en este campo es la serie Urano y la Serie Neptuno, aunque en estos momentos se está imponiendo la serie OVNI, dada la facilidad de montaje y la elevada calidad de la luminaria con una curva 120º en todas las direcciones.

Este tipo de luminarias son especialmente recomendadas para naves diáfanas de altura menor a 8 metros y para zonas de pasillos con estanterías en las que es importante iluminara la vertical de las propias estanterías. Pero ¿podemos utilizarla para alturas mayores o si queremos concentrar más el haz lumínico en zonas de estanterías? Ahora sí, dado que hemos diseñado un reflector 90º que permite su utilización en estos casos, consiguiendo unos niveles lumínicos superiores en la zona de trabajo al concentrar la luz en el mismo.

Así pues, podemos utilizar la misma luminaria OVNI en toda la instalación, utilizando el reflector o no dependiendo de si queremos concentrar la luz en la zona de trabajo o si queremos abrir el haz 120º y que se ilumine también todo el entorno que será muy deseable en muchos casos.

En muchos de los procesos industriales, como es el caso de las zonas o empresas destinadas a logística, se destina el espacio iluminado para poder ver las mercancías, estén o no utilizándose en cada momento, dado que la presencia de personas o elementos de tracción automáticos no se produce de forma continuada, sino que ocurre cuando se precisa el material que está en esa posición.

Para estos casos hemos diseñado un sensor de movimiento de gran sensibilidad, que permite que la luminaria esté de normal en su posición de apagado, sin ningún tipo de consumo, aunque también se puede programar para que la posición del mismo sea con un nivel lumínico mínimo determinado, de forma que en cuanto existe un movimiento en el ámbito de influencia del detector la luminaria pasa automáticamente a proporcionar la luminosidad máxima de la misma.

El sistema de detección es muy sencillo, de forma que al implantar el sensor de movimiento a la luminaria, se obtienen unos niveles de ahorro energético espectaculares que se suman al ahorro ya conseguido por el propio alumbrado led, al proporcionar el detector una serie de características que hacen la luminaria mucho más eficiente:

* Regulación de luminosidad automática cuando se usa en combinación con el regulador 0-10V.
* Sensor de luz de día integrado.
* Ajuste del área de detección, tiempo de encendido, y umbral de luz de día mediante switches, o mediante mando a distancia (Opcional).
* Amplio rango de detección, hasta 16m de diámetro y 15m de altura máxima.
* Posibilidad de ajuste mediante mando a distancia opcional.

 El detector por defecto dispone de la función ON-OFF.
Se utiliza sin tener que añadir un regulador externo. En esta función la luminaria se enciende al 100% de su luminosidad cuando el sensor detecta algún movimiento y se apaga una vez transcurrido el tiempo total (tiempo de mantenimiento + tiempo de stand-by) ambos definibles por el usuario.

Así pues, el funcionamiento normal del detector será el siguiente:

Con luz suficiente natural en la zona de detección, el detector no dará señal a la luminaria, por lo que esta permanecerá apagada aunque el sensor detecte movimiento.

En el caso en que el nivel lumínico de la zona sea inferior al requerido para el normal funcionamiento, en cuanto el sensor detecte el mínimo movimiento dentro de su ámbito de actuación, procederá al encendido de la luminaria al 100% de su luminosidad.

Transcurrido el tiempo predefinido sin que el sensor haya detectado ningún tipo de movimiento, la luminaria volverá a la posición de apagado, por lo que el ahorro energético será máximo.

Existe también la posibilidad cuando se usa en combinación con el regulador 0-10V  que el sensor pueda realizar 3 niveles de encendido, 100% cuando detecte movimiento, nivel medio de intensidad a definir, durante un tiempo posterior al haber detectado movimiento y nivel OFF cuando haya pasado el tiempo que definamos.

Así pues, con la misma luminaria led sin driver de calidad contrastada y fiabilidad total especialmente diseñada para usos industriales, podemos tener alumbrado 120º, alumbrado 90º y detección individual de movimiento para el encendido puntual de las luminarias que sean necesarias en cada momento, un avance más dentro de la eficiencia energética en instalaciones industriales.

                                                                                                      César Estañol Amiguet                                                                                    director comercial de GEALED                                                                      www.ledsindriver.es

LED PARA USO INDUSTRIAL: Sólo para profesionales.

¿Por qué no sirven las luminarias Led normales para uso empresarial e industrial?

Los motivos son claros:

El LED necesita  de una corriente y voltaje reducido y constante para su correcto funcionamiento y es aquí donde aparece el DRIVER como fuente de alimentación que permite adecuar la tensión recibida y rectificar la corriente convirtiendo la corriente alterna (CA) de la red eléctrica en corriente continua (CC).

Aunque a primera vista parece un elemento sencillo, el DRIVER está compuesto por un elevado número de componentes electrónicos que aumentan su volumen, encarecen el producto de manera sustancial y son susceptibles de numerosos fallos.

Actualmente existe un amplio abanico de DRIVERS como Boost, BuckBoost, Steep Up, FlyBack o PWMc. Todos ellos tienen un elemento en común, los condensadores electrónicos.

¿Que es un condensador electrónico y para que sirve?

Para proporcionar al LED una corriente y voltaje reducidos y constantes y adecuar la energía eléctrica recibida al inicio del proceso, ésta debe almacenarse durante un periodo corto de  tiempo para posteriormente ser liberada según la necesidad del sistema.

El condensador electrónico o electrolítico es el encargado de ejercer dicha función pero tiene un gran inconveniente, su vida útil es relativamente corta.  Factores como la temperatura, la frecuencia o las  variaciones de corriente afectan considerablemente a su funcionamiento y es aquí donde el DRIVER se ve afectado.

Este es el cuadro de la vida útil de un condensador:

¿Cuál es la vida útil de un DRIVER y en consecuencia de una Lámpara LED?

Una vez conocido el funcionamiento del LED y los elementos principales que lo componen, es cuando podemos comprender con claridad que aunque muchos fabricantes de LED nos garanticen una vida mínima de 50.000h dudemos de su veracidad ya que en su interior está alojado un DRIVER con componentes cuya vida útil es mucho menor.

El condensador, que es el “alma o pila” del DRIVER, con el tiempo de uso, la temperatura de trabajo, la tensión en sus bornes, etc., sufre una pérdida de carga llegando a un punto en el que el DRIVER ya no podrá entregar las necesidades mínimas del LED o existe también la posibilidad de que el electrolítico acabe destruyéndose.

Nos encontramos por tanto ante un nuevo sistema de iluminación más eficiente y sostenible  pero con una limitación muy importante como es la calidad y longevidad de las instalaciones eléctricas.

¿Qué es la tecnología Solid Power SSD y en qué consiste?

La tecnología Solid Power SSD es un sistema innovador que ofrece mayor vida útil a sus instalaciones. Diseñado, fabricado y patentado por Gealed, este nuevo sistema consiste en la eliminación de cualquier componente que pueda acortar la vida del sistema, pasando a alimentar el LED con componentes semiconductores que mantienen la corriente constante evitando así el uso de condensadores que acorten el funcionamiento del LED.

Además hemos querido dar un paso más allá. Mediante la tecnología  Self – Biased Transitor (SBT), hemos diseñado un sistema capaz de  alimentar el LED sin modificar la tensión de entrada pasando a eliminar de esta manera otro componente crucial, el transformador. Destacar también que este componente está diseñado con un coeficiente de temperatura negativo reduciendo así la corriente de salida que es la causante del aumento de la temperatura y en consecuencia protegiendo de manera significativa el LED.

Finalmente  se miniaturizan todos los componentes y se integran en un único chip que optimiza el consumo, favorece la disipación térmica y aumenta la calidad y garantía de nuestros productos.

Utiliza luminarias led para uso empresarial e industrial, las únicas que te garantizan realmente la fiabilidad total del producto en las condiciones de uso habituales en el sector profesional.

                                                                                        Fdo.: César Estañol Amiguet                                                                                               director comercial Gealed                                                                                                             www.ledsindriver.es                             gealed@ledsindriver.es

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA EN LOS SISTEMAS DE ALIMENTACIÓN LED

El LED, independientemente de la marca o modelo, presenta una característica muy especial, no posee resistencia interna y para que emita luz hay pues que suministrarle una corriente y una tensión constantes.

La tensión habitual en las instalaciones es de 230 V  monofásicos o 400 V trifásicos en corriente alterna, que no es válida para alimentar al led, por lo que hay que recurrir a fuentes de alimentación para adecuar la tensión y rectificar la corriente.

Cuando la fuente alimenta una lámpara led se suele emplear el nombre de “driver” puesto que también tiene que inyectar corriente.

En la actualidad existen muchas maneras de adaptar e inyectar corriente, cada una con sus ventajas e inconvenientes:  Boost, Buck-Boost, Steep-Up, Flyback, PWM… , aunque todas comparten un elemento común, están fabricadas con componentes electrónicos.

DRIVER TRADICIONAL

Entre los componentes electrónicos utilizados, para poder manipular la corriente, ésta se debe almacenar durante unos instantes para luego ser liberada según necesidad.   Esta acción se consigue mediante los condensadores.

electrolítico

Cuando trabajamos con potencias de varios Watts, los condensadores deben ser de tipo electrolítico.

El problema es la vida útil de estos condensadores, que depende de la temperatura a la que se encuentra y a las horas de funcionamiento, y que oscila, tal como se observa en la tabla de 1000 a 5000 horas.

Así pues, el condensador se muestra como una “batería” y su carga va disminuyendo con las horas de uso, con la temperatura de trabajo, con la tensión en sus bornes y por distintos factores, que lo convierten en el talón de Aquiles de cualquier driver, sea cual sea su marca.

Transcurrido un tiempo más o menos importante de uso, el driver no puede entregar las necesidades mínimas del Led o bien el electrolítico se destruye, por lo que la vida útil mínima que los fabricantes de Led se comprometen a garantizar simplemente es imposible, dado que en su interior está alojado un driver con componentes que perecen muchísimo antes que el propio Led.

Esa es la cruda realidad, por eso en GEALED hemos diseñado nuestro propio sistema de alimentación exclusivo basado en nuestro departamento de I+D que utilizando la última tecnología ha eliminado cualquier componente que pueda acortar la vida del sistema.

tecnología componentes

Luego hemos diseñado un sistema capaz de alimentar los leds que componen cada una de nuestras luminarias, sin tener que modificar la tensión de entrada, por lo que eliminamos otro elemento clave, el transformador.

transformador

Y finalmente hemos miniaturizado todos los componentes, integrándolos bajo un solo chip, optimizando el consumo y favoreciendo la disipación térmica.

integrado

El resultado, nuestro exclusivo y patentado SSD, Solid State Draving, o lo que es lo mismo, un sistema de alimentación de estado sólido, con el que conseguimos en un solo integrado realizar todas las funciones propias de un driver, a la vez que igualamos la vida útil de la luminaria a la de los propios leds que la componen.

ssd

Un producto fabricado en España, que cumple todos los estándares europeos, así como con todas las normas nacionales e
internacionales de seguridad y compatibilidad electromagnética.

normas

Los sistemas lumínicos LED están aquí y han venido para quedarse.  Nadie duda hoy en día en que no adecuar el alumbrado a tecnología led es tirar el dinero, dada la eficiencia de estos sistemas, pero hay que apostar por la calidad, y estos detalles técnicos tan importantes para el funcionamiento de estos sistemas no se tienen en cuenta con las consecuencias graves que eso conlleva.

                                                                                                     César Estañol Amiguet                                                                                          Ingeniero Técnico Industrial                                                                                                     gealed@ledsindriver.es

El proyector mural led más barato del mercado…

El proyector led de 50 W es el que se utiliza para iluminación en fachadas comerciales, en carteles publicitarios, en iluminación puntual de monumentos, porque es el proyector led que sustituye al proyector convencional de 150 W de de halogenuros metálicos, con lo que se obtiene un ahorro en el consumo eléctrico del receptor sustituido superior al 70%.

fachada proyectores2El proyector de halogenuros metálicos de 150 W, se ha venido utilizando de forma general para estos usos por dos motivos fundamentales, par la cantidad y calidad de luz que emite y por lo reducido del tamaño, coste y precio en relación con sus hermanos mayores y con los proyectores halógenos.

No obstante, el consumo de cada uno de los proyectores indicados supera los 170 Wh sumando el consumo del equipo al de la lámpara y además suelen estar en funcionamiento una media de 12 horas al día entre invierno y verano, temporizados para garantizar el resalte del elemento al que iluminan.

fachada negocio
fachada negocio

Lo que supone un consumo energético anual de 745 Kwh, que al precio de la energía supone un gasto de 110 €/año por proyector.

iluminar monumentos2
fachada monumental

Con la llegada del led, se pretende sustituir los proyectores de exterior de halogenuros metálicos por proyectores led de 50 W, consiguiendo el mismo nivel y calidad lumínica que con el proyector convencional de 150 W.

iluminación decorativa
iluminación decorativa

En concreto, el proyector que sustituiría perfectamente al proyector de halogenuros metálicos nuevo, sería el proyector mural led sin driver tecnología SSD de 60 W con un nivel lumínico mínimo de 6900 lúmenes y una vida útil garantizada superior a 50000 horas, con CRI > 80 y factor de potencia superior a 0,9, lo que supondría un ahorro en la instalación de 70 € por proyector, lo que supone que para el coste del mismo, la amortización del cambio se produciría en menos de 2 años.

vistas proyector 2Pero… estamos en época de crisis… y todo el mundo sabe y tiene led… y aparece en el mercado productos de importación, con una más que dudosa ficha técnica, en la que se confunde los lumenes del led con los lumenes de la luminaria… en la que se indica la vida útil del led y no de la luminaria, que con el driver dispone de una vida útil siempre inferior a 10000 horas…  con CRI muy bajos… con factores de potencia muy bajos…  lo que supone una iluminación deficiente, y un producto que hay que reponer en poco tiempo…

Pero es más barato:proyector led tradicional

Posíblemente le entre agua…

Posiblemente no ilumine como el que teníamos…

Posiblemente no dure como uno de mayor calidad…

Pero es más barato.

Pues si este es el problema, no renunciemos a la calidad… Presentamos el nuevo proyector LINCE con tecnología led SSD sin driver 30 W, con vida útil garantizada superior a 50000 horas, con CRI superior a 80 con factor de potencia superior a 0,9, regulable de 0 a 100, protegido contra sobretensión y cortocircuito, que para una potencia de 30 W nos proporciona un nivel lumínico de 3600 lúmenes, a un precio máximo de 88 €, lo que unido a un mayor ahorro energético, por la potencia consumida, supone un periodo de amortización inferior a 1 año, lo que lo convierte con diferencia en el proyector más econímico del mercado.

proyector led sin driver uso profesional 30 W

Fdo.: César Estañol Amiguet
Director comercial de Gealed
www.ledsindriver.es

Que no te den gato por LED…

La crisis económica ha sido larga y profunda y muchas son las consecuencias de la misma, analizadas ampliamente en foros económicos y sociales… Quiero centrarme en este artículo en un valor técnico profesional por el que hemos luchado en gealed durante los últimos 15 años.

Y vamos grafiar el asunto con un ejemplo muy claro:
Hoy todo el mundo entiende de leds.

Empezando por el usuario, que puede comprarlos por internet, en una gran superficie, suministrárselos un amigo que lleva leds o bien adquirirlos mediante su instalador de confianza…

Por otro lado, el electricista, con una oferta por parte de sus proveedores de led de diversa procedencia, el 99 % de importación, sobretodo de China, sin tener muy claro el fabricante y la responsabilidad del mismo.

Y por último el distribuidor led… Todo el mundo vende led… Todos los que venden led venden el led de mejor calidad, el que más dura… y la mayoría no podían imaginar hace 2 años que se dedicarían a algo tan extraño para ellos entonces como es el sector lumínico.

Vamos a intentar desgranar en un lenguaje sencillo y claro, qué es un LED y qué debemos pedirle a un LED.

Las características más relevantes de la tecnología led son el bajo consumo de energía, elevada vida, su tamaño reducido, mínima emisión de calor si lo comparamos con el resto de sistemas lumínicos tradicionales.

Realmente el LED es un sistema de alumbrado que dispone de tres elementos claramente diferenciados:

tecnologia led1. El propio diodo led, light emitting diode “diodo emisor de luz” consiste en un semiconductor que al alimentarlo con corriente continua (ánodo-cátodo), combina los electrones desde la banda de conducción a la banda de valencia, emitiendo fotones en el proceso. La evolución del diodo led en los últimos años ha sido espectacular, pasando desde su invención en 1962, hasta que se empieza a utilizar como fuente de alumbrado en los años 90 con niveles lumínicos de 30 lumenes/Watt, hasta la actualidad que se está ya trabajando con diodos led de 230 lumenes/Watt.

leds
2. El radiador. Dado que el diodo led es un elemento electrónico, su vida útil depende de la disipación del calor que emite, siendo de vital importancia el dimensionado del radiador del mismo, tanto el material, como su diseño, bien por volumen del mismo, bien por la superficie de disipación. Pero esto requiere bastante trabajo de I+D+I, dada la evolución de los materiales y de los propios led, hay que ir adecuando los disipadores, para garantizar que en las peores condiciones ambientales y de trabajo, la temperatura en el disipador y la temperatura en el propio diodo se mantienen dentro de los niveles de seguridad a lo largo de las horas de funcionamiento de la lámpara o luminaria LED.

tecnologia disipador
3. El driver. El diodo led no posee resistencia interna, por lo que para que emita luz hay que proporcionarle una tensión y corriente constantes. Así pues se recurre a fuentes de alimentación que nos proporcionan, a partir de la tensión de red 230 V en alterna, la tensión constante y la intensidad que necesitamos. Casi todos los fabricantes utilizan drivers basados en condensadores, que son el verdadero “talón de aquiles” del sistema, que aunque disponga de una vida útil de 50000 horas, suelen durar menos de 5000 horas, lo que los convierte en un verdadero dolor de cabeza para los vendedores, instaladores y sobre todo para los usuarios, que ven que les falla total o parcialmente su alumbrado.

tecnologia driver
Desde Gealed proponemos un sistema LED basado en los productos que sustituyen los elementos de alumbrado tradicional de máximo consumo, como pueden ser los tubos fluorescentes, los downlights, los proyectores, las campanas industriales, las farolas de alumbrado público, por sistemas led tecnológicamente adecuado, porque entendemos que todo lo que no cumple con estos requerimientos es un engaño para el usuario, dado que no está ahorrando lo que se le ha prometido, o en el mejor de los casos, podría ahorrar más, dado que no proporciona la iluminación que le corresponde para los Watts consumidos.  Además, la vida útil del elemento adquirido no es la prometida, dado que no dispone de un elemento fiable desde el punto de vista de la disipación de calor y la fiabilidad del led suministrado no es la esperada, por no disponer de un driver que cumpla con las especificaciones de durabilidad del propio led.

tecnologia iluminaciionNuestros productos LED disponen del led de última generación, lo que garantiza niveles lumínicos siempre superiores a 130 lumenes/Watt, lo que garantiza el máximo ahorro para el cliente, con un nivel lumínico generalmente superior al inicial.

El disipador se ha diseñado expresamente para cada producto, no lanzándose al mercado ningún producto que no se haya testeado la temperatura de cada uno de sus elementos en funcionamiento a lo largo del tiempo.

tecnologia temperaturaEl driver se sustituye por el patentado sistema SSD (Solid State Driving) o Sistema de Alimentación de Estado Sólido, lo que proporciona la tensión e intensidad que requiere el LED durante toda la vida útil del mismo.

Innovación, tecnología y profesionalidad para un producto de alta calidad fabricado en España y que además puede competir con precio con cualquier producto similar del mercado… Te invitamos a conocerlo.

César Estañol Amiguet
Director Comercial de Gealed                    gealed@ledsindriver.es