Eficiencia y eficacia en la logística industrial

En los centros logísticos y en general, en los procesos industriales en los que prima la gran cantidad de espacios y productos y la poca presencia de personas o la movilidad de estas a lo largo de las instalaciones, el máximo consumo eléctrico lo constituye el alumbrado de la instalación interior.

El alumbrado led ha desbancado totalmente al resto de alumbrados tradicionales en las instalaciones nuevas e incluso en la adecuación de alumbrado para ahorro energético en instalaciones existentes, debido a los mayores niveles lumínicos alcanzados con el mínimo consumo, lo que permite adecuar las instalaciones a la nueva reglamentación lumínica en puestos de trabajo, a la vez que se obtiene un gran ahorro que permite amortizar la inversión en un periodo de tiempo muy reducido.

eficiencia máxima en centros logísticos industriales

Para el alumbrado de zonas de estanterías y zonas no muy altas, se suelen utilizar luminarias 120º, bien sea modelos tipo OVNI, o modelos tipo lineales, dado que sirven para iluminar pasillos, la zona vertical de las estructuras metálicas y dan una sensación muy buena de uniformidad.

Una de las luminarias más competitivas en este campo es la serie Urano y la Serie Neptuno, aunque en estos momentos se está imponiendo la serie OVNI, dada la facilidad de montaje y la elevada calidad de la luminaria con una curva 120º en todas las direcciones.

Este tipo de luminarias son especialmente recomendadas para naves diáfanas de altura menor a 8 metros y para zonas de pasillos con estanterías en las que es importante iluminara la vertical de las propias estanterías. Pero ¿podemos utilizarla para alturas mayores o si queremos concentrar más el haz lumínico en zonas de estanterías? Ahora sí, dado que hemos diseñado un reflector 90º que permite su utilización en estos casos, consiguiendo unos niveles lumínicos superiores en la zona de trabajo al concentrar la luz en el mismo.

Así pues, podemos utilizar la misma luminaria OVNI en toda la instalación, utilizando el reflector o no dependiendo de si queremos concentrar la luz en la zona de trabajo o si queremos abrir el haz 120º y que se ilumine también todo el entorno que será muy deseable en muchos casos.

En muchos de los procesos industriales, como es el caso de las zonas o empresas destinadas a logística, se destina el espacio iluminado para poder ver las mercancías, estén o no utilizándose en cada momento, dado que la presencia de personas o elementos de tracción automáticos no se produce de forma continuada, sino que ocurre cuando se precisa el material que está en esa posición.

Para estos casos hemos diseñado un sensor de movimiento de gran sensibilidad, que permite que la luminaria esté de normal en su posición de apagado, sin ningún tipo de consumo, aunque también se puede programar para que la posición del mismo sea con un nivel lumínico mínimo determinado, de forma que en cuanto existe un movimiento en el ámbito de influencia del detector la luminaria pasa automáticamente a proporcionar la luminosidad máxima de la misma.

El sistema de detección es muy sencillo, de forma que al implantar el sensor de movimiento a la luminaria, se obtienen unos niveles de ahorro energético espectaculares que se suman al ahorro ya conseguido por el propio alumbrado led, al proporcionar el detector una serie de características que hacen la luminaria mucho más eficiente:

* Regulación de luminosidad automática cuando se usa en combinación con el regulador 0-10V.
* Sensor de luz de día integrado.
* Ajuste del área de detección, tiempo de encendido, y umbral de luz de día mediante switches, o mediante mando a distancia (Opcional).
* Amplio rango de detección, hasta 16m de diámetro y 15m de altura máxima.
* Posibilidad de ajuste mediante mando a distancia opcional.

 El detector por defecto dispone de la función ON-OFF.
Se utiliza sin tener que añadir un regulador externo. En esta función la luminaria se enciende al 100% de su luminosidad cuando el sensor detecta algún movimiento y se apaga una vez transcurrido el tiempo total (tiempo de mantenimiento + tiempo de stand-by) ambos definibles por el usuario.

Así pues, el funcionamiento normal del detector será el siguiente:

Con luz suficiente natural en la zona de detección, el detector no dará señal a la luminaria, por lo que esta permanecerá apagada aunque el sensor detecte movimiento.

En el caso en que el nivel lumínico de la zona sea inferior al requerido para el normal funcionamiento, en cuanto el sensor detecte el mínimo movimiento dentro de su ámbito de actuación, procederá al encendido de la luminaria al 100% de su luminosidad.

Transcurrido el tiempo predefinido sin que el sensor haya detectado ningún tipo de movimiento, la luminaria volverá a la posición de apagado, por lo que el ahorro energético será máximo.

Existe también la posibilidad cuando se usa en combinación con el regulador 0-10V  que el sensor pueda realizar 3 niveles de encendido, 100% cuando detecte movimiento, nivel medio de intensidad a definir, durante un tiempo posterior al haber detectado movimiento y nivel OFF cuando haya pasado el tiempo que definamos.

Así pues, con la misma luminaria led sin driver de calidad contrastada y fiabilidad total especialmente diseñada para usos industriales, podemos tener alumbrado 120º, alumbrado 90º y detección individual de movimiento para el encendido puntual de las luminarias que sean necesarias en cada momento, un avance más dentro de la eficiencia energética en instalaciones industriales.

                                                                                                      César Estañol Amiguet                                                                                    director comercial de GEALED                                                                      www.ledsindriver.es