El alumbrado LED llega a la industria…

El led está llegando al gran público por su eficiencia y luminosidad. Todos queremos ahorrar y más con una inversión que se amortiza con el consumo eléctrico de forma rápida y segura…

¿O no…?

El sector industrial no puede permitirse experimentos. Tres valores están presentes en la búsqueda de la excelencia industrial, la innovación, la eficiencia y la fiabilidad.  Pero los tres valores se deben dar al unísono, y este no ha sido el caso del alumbrado led…

Hasta ahora!!!

El sector industrial suele caracterizarse por un consumo eléctrico elevado, en este consumo el alumbrado no suele ser el mayor de todos dada la cantidad de motores y maquinaria en general de consumos instantáneos superiores, pero sí suele tener importancia dada la cantidad de horas del proceso productivo que oscilará entre las 8 y las 24 horas diarias, y el alumbrado suele estar siempre en funcionamiento.

El alumbrado más característico en los procesos industriales es la campana industrial, que suele disponer equipos de descarga y lámparas normalmente de vapor de mercurio o de halogenuros metálicos, siendo estos los más extendidos por su mayor rendimiento y por la reproducción cromática que ofrecen.

alumbrado industrialLas campanas pueden ser de distintas potencias, pero las más usuales son las de 250 W y las de 400 W, colocadas en alturas que oscilan desde los 5 metros hasta los 10 o 12 metros.
Deberemos encontrar la luminaria o lámpara adecuada que nos proporcione igual o mejor iluminación que la que tenemos, reduciendo el consumo a 1/3 del consumo que tengamos y ofreciéndonos una fiabilidad total del producto al ambiente industrial tanto de temperatura como de horas de funcionamiento a la que vamos a someter al sistema LED. Con todo esto, la amortización de los nuevos equipos puede oscilar entre 1 y 3 años, sin contar la mejora en el alumbrado, que no pierde sus características con el paso del tiempo, ni la eliminación del coste de reposiciones de las lámparas habituales de duración mucho menor que la iluminación LED sin driver.

campana cenitalVarias opciones de eficiencia energética se plantean con el alumbrado LED sin driver:

• La primera opción sería la sustitución de la lámpara, manteniendo la luminaria actual, por la lámpara cenital Solid Power SSD. En este caso deberíamos alimentar el portalámparas de la campana industrial directamente a 230 V, por lo que se elimina o puentea el equipo de la lámpara de descarga, eliminando también su consumo.
Esta solución la utilizaremos solamente si se pretende mantener la campana existente por el motivo que fuese, disponiendo de la opción transparente con una apertura aproximada del haz lumínico de 120º y la bombilla opal con una apertura de 45º.
Aunque disponemos de este tipo de bombillas desde 5 W hasta 135 W, en el caso que nos ocupa utilizaríamos las de 90 W para sustituir bombillas de 250 W y las de 135 W para sustituir bombillas de 400 W.
El flujo luminoso de la bombilla de 90 W alcanza los 9900 lúmenes y la de 135 W 14850 lúmenes, siendo válidas para sustitución de las lámparas indicadas que no sean nuevas, por el deterioro que sufre la luminosidad del halogenuro metálico con el paso del tiempo, o que estén ubicadas en campanas de no excesiva calidad.

bombilla industrial• La segunda opción sería sustituir la campana completa por el mismo sistema lumínico del punto anterior, pero con enganche tipo Hook, hookque permite con o sin reflector, sustituir la campana completa por la generación de luminarias cenitales Solid Power SSD.
La serie de estas luminarias va desde los 35 W hasta los 250 W.
Así sustituiríamos como en el caso anterior la campana de 250 W por luminaria de 90 W, provista de 9900 lúmenes de flujo luminoso y la de 400 W por luminaria de 135 W de 14.850 W de flujo luminoso, para campanas de características similares a las indicadas en el punto anterior.

campana cenital 2• Pero puede darse el caso que las lámparas disponibles en el proceso industrial tengan un mantenimiento adecuado, reponiendo las mismas cuando se reduzca el nivel lumínico por deterioro del halogenuro metálico, y que además estén colocadas en el interior de luminaria de calidad, que aproveche al máximo el flujo luminoso de lámpara. En este caso la campana LED sin driver a utilizar para la sustitución deberá ser una de la serie MAGNUM, disponibles entre 100 y 500 W, con grados de apertura desde 25º a 90º.
Así pues, para sustitución de campana industrial de 250 W de halogenuros metálicos la sustituiríamos por luminaria Magnum led sin driver de 100 W, con 12000 lúmenes de flujo luminoso, y para la de 400 W, utilizaríamos la luminaria Magnum led sin driver de 150 W, de 18000 lúmenes de flujo luminoso, siempre con el reflector de ángulo adecuado para la altura de instalación y la distancia entre las distintas luminarias instaladas.  Obteniendo mayor nivel lumínico que el disponible en la instalación inicial.

magnumEsta sería la luminaria por excelencia del sector industrial, provista con un rendimiento lumínico superior a los 100 lm/W, refrigeración heat-pipe de cobre, apertura de ángulo desde 25º hasta 90º, con 13 posiciones de inclinación hasta 216º, larga duración y nulo mantenimiento, respiradero de condensación y presión, provista con el exclusivo sistema de alimentación de estado sólido SSD, flujo regulable de 1-100% y protocolo Dali, disponible de múltiples rangos de temperatura (2600K – 7000K), CRI >80, factor de potencia mayor de 0,9 y vida útil superior a 50.000 horas.

Apta para instalaciones bajo condiciones no habituales de frío y calor, con garantía de 3 años y con el precio más competitivo, que permite periodos de amortización entre 1 y 3 años dependiendo de la cantidad de horas de uso del sistema de alumbrado sustituido, la convierte en el producto idóneo para que la industria española sea también competitiva en sus costes energéticos de alumbrado.

Fdo. César EstañolAmiguet
Director comercial de GEALED
www.ledsindriver.es